Trazabilidad: ¿Dónde van mis reciclables?

Cristian Araneda / Director Chile Residuos / Socio AdC Circular / Formador Academia Circular

Más de alguna vez hemos visto que en el momento de retiro de los residuos reciclables desde un punto limpio, el camión recolector recoge cada una de las fracciones separadas y las carga en conjunto en el mismo camión. Esta imagen no sólo desconcierta a quienes con esfuerzo segregamos los residuos en nuestros hogares y luego – por convicción más que por incentivo – lo llevamos a un punto limpio desde donde confiamos serán llevados a una planta donde serán valorizados. Esta escena hace dudar a los usuarios de puntos limpios respecto de la trazabilidad de los residuos reciclables, con la evidente pérdida de confianza en el sistema y el abandono de la práctica de separación en origen.

El año 2014 la sección El Polígrafo del diario El Mercurio realizó un reportaje de investigación en los puntos limpios más conocidos de la Región Metropolitana, en donde incorporó un dispositivo GPS en 10 artículos reciclables que se depositaron en dichos puntos limpios, de los 10 artículos sólo 4 de ellos fueron efectivamente reciclados.

Según cifras del Cuarto Reporte del Estado del Medio Ambiente del Ministerio de Medio Ambiental el año 2016 se generaron 21.2 millones de toneladas de residuos, siendo un 35% residuos municipales que incluyen los residuos que se generan en nuestros domicilios, de los residuos municipales sólo un 1.5% es valorizado entre otros mediante el reciclaje.

Es evidente el desafío de aumentar las tasas de valorización de reciclables desde los residuos domiciiarios, en este sentido la Ley REP debería generar mayores incentivos al correcto funcionamiento de los puntos limpios, ya que se transformarán en uno de los mecanismos que permitan cumplir con las metas de recuperación y valorización, la cuales deberán ser muy superiores al 1.5 % actual de valorización. En este escenario la “perdida” de residuos reciclables segregados puede finalmente llevar al incumplimiento de las metas de las empresas que generen residuos de productos prioritarios, especialmente los de envases y embalajes.

Desde el punto de vista de los usuarios de puntos limpios falta mucho camino por recorrer, uno de los primeros elementos se relaciona con exigir a los operadores de puntos limpios transparentar los mecanismos de trazabilidad de los residuos que recolectan y contar con auditorías independientes que verifiquen que los residuos reciclables recolectados llegan a su destino.

Como consumidores es indispensable exigir – al momento de la compra – el que las marcas cuenten con procedimientos para recuperar el producto aun vez que éste cumpla su vida útil. Un ejemplo son las empresas que aplican logística inversa para recuperar los denominados “residuos voluminosos” (televisores, refrigeradores, muebles, etc.) y que cuentan con información al consumidor y con procedimientos que aseguran que sus productos llegaron a un destino donde serán valorizados.

Trazabilidad: ¿Dónde van mis reciclables?
70

Asociación de Consumidores

AdC Circular es la primera asociación de consumidores en Chile especializada en temas de Sustentabilidad con Perspectiva de Género.

Más Articulos
#AdondeVaMiEnvase II